“Cuando los hombres callan, hablan las piedras”

Índice de Artículos & Videos

 

Español

Inglés

Publicidad

 

 

“La(s) Marcha(s) AutoConvocada(s)”

.

 

 

..

 

Andan por ahí promoviendo un garabato con el remoquete de “Marcha AutoConvocada”, es decir: que no la convoca “alguien” en específico… al menos quien o quienes la están convocando, no desean – ¿por estrategia? – dar la cara, aunque sabemos que entre esos “álguiennes” está la Patricia Poleo: “como mínime”, como decía Joselo (QDLTEEI)

 

Cuando preguntamos por TL quiénes estaban detrás de este tareco, “alguien” nos respondió que eran los estudiantes.  ¿Cuáles estudiantes?  ¿De dónde?  Hasta donde podemos entender, están amparándose en el “nuevo” concepto del “liderazgo colectivo”… pero éste no funciona de esa manera.  Ante la desastrosa marcha del pasado sábado (26 de octubre de 2013) convocada por Pablo Medina, muchos alegaron que la razón del fracaso se debió a quien la convocó.  Otros le achacaron la culpa a la falta de apoyo – y hasta el sabotaje – por parte de la MUD; un argumento empleado por los acéfalos de un movimiento que convocó al llamado “Día de Furia”, el cual tuvo menos respuesta que la recibida por parte de los cuatro gatos que se presentaron para marchar con Pablo.

 

 

 

 

En primer lugar, unas manifestaciones tipo “marcha”, convocadas – de manera generalizada y al unísono – a nivel nacional, por más que quieran decir otra cosa, tiene connotaciones de sublevación, sobre todo cuando para ellas no se está solicitando el permiso que exige la “ley”, lo cual es correcto dentro de los postulados de la resistencia cívica.

Las sublevaciones NO PUEDEN CONVOCARSE.  No funciona.  Las sublevaciones no son AUTOCONVOCADAS: ¡son espontáneas!  Se producen por lo que se conoce como “generación espontánea”.  Ya por ahí, quien o quienes está o están convocando esta “marcha”, la primera de muchas… según vemos, no tiene o tienen mucha idea de lo que está o están haciendo, a menos que se trate de una acción diseñada para el fracaso, algo que no se podría descartar, por supuesto.

Para que se logre el deseado “liderazgo colectivo”, la sociedad civil tiene que haberlo aprendido y esto se logra a través de las llamadas “tareas” (previas), tal y como lo explicamos en el portal del “Movimiento de Resistencia Nacional de Venezuela”.  Es todo un proceso.

En segundo lugar, las sublevaciones nacionales (y esto, como ya hemos explicado, tiene toda la “pinta” de querer ser una sublevación… o el inicio o calentamiento de ella), no pueden darse, a menos que estén dadas las llamadas “condiciones objetivas” que mencionamos en el “Manifiesto de la Liberación”.  A lo más que podríamos aspirar, a estas alturas del partido, sería a PREPARAR a la sociedad civil demócrata, mediante la intensiva y contumaz divulgación a través de la redes sociales, para sublevarse de manera activa, generalizada, efectiva y – sobre todo – segura, dentro de una estrategia de sublevación que le permita a los sublevados contar con un refugio (una “guarimba”) a mano… a no menos de 50 metros del lugar donde se encuentran.  Cuando estén dadas las fulanas “condiciones objetivas”, el pueblo – DE MANERA ESPONTÁNEA Y SIN “AUTOCONVOCATORIAS”  sabrá qué hacer Pero con el “caramelo” de unas “elecciones” en puerta (8D), donde – de una manera plebiscitaria – le vamos a demostrar al mundo que “somos mayoría”, difícilmente estén dadas las condiciones objetivas para un evento de esta magnitud, razón por la cual, el primer objetivo de la VEDADERA OPOSICIÓN, debería ser – a nuestro juicio – sacudirnos del liderazgo de la FALSA OPOSICIÓN, tal y como lo explicamos en nuestra entrevista con Jaime Bayly.

En el supuesto-negado que este llamado nacional a marchar tenga éxito, con masacrar a unos cuantos “marchantes” de uno de los pueblos o ciudades que se mencionan arriba, tendría el régimen suficiente como para darle un punto final a estos eventos generalizados: ¡DE UNA BUENA VEZ Y POR TODAS!  Por esta razón,LO PRINCIPAL ES EVITAR EL DESPLAZAMIENTO MÁS ALLÁ DE 50 METROS DE NUESTRAS VIVIENDAS, DE NUESTRAS “GUARIMBAS”. Aquellos que sugieran el desplazamiento en una manifestación a “calle escampada”, o no saben lo que hacen… O SON TAPIÑADOS DEL RÉGIMEN.

En el primer video (de la izquierda) que hemos publicado arriba, vemos la explicación EXACTA de cómo sugerimos que se paralice total, absolutamente y DE MANERA SEGURA, al país nacional… que es lo que debemos lograr En el segundo video (de la derecha), vemos como se “guarimbea” de manera efectiva y, sobre todo: ¡SEGURA!

Hasta ahora, lo que estamos viendo no es más que la segunda versión de un refrito copiado de la funesta “Marcha Sin Retorno” del entonces-infiltrado en las filas del “Comando Nacional de la Resistencia”, Herman Escarrá… a quien en su debido momento denunciamos con furia Cinco años después, Venezuela entera descubrió que se trataba de un “trol”, de un “topo” que los Castro infiltraron en la oposición venezolana en el año 2007, para capitalizar el descontento del sector duro democrático.

El segundo refrito lo vimos con “El Día de Furia”, cuya estrategia no era otra que “marchar” hacia la Plaza Venezuela (territorio enemigo) y mantenerse en esa plaza, “a calle escampada”, hasta que el cuerpo aguantara Esta última acción fue un fracaso, como lo será esta “Marcha AutoConvocada” que está programada para el 9 de noviembre del corriente año (2013). 

 

 

Las marchas son REACCIONES DEFENSIVAS Dentro de la estrategia de resistencia cívica, las REACCIONES DEFENSIVAS son contraproducentes, ya que ante una tiranía – sobre todo tratándose de una tiranía de corte castro-estalinista – no logran sus objetivos y, al no hacerlo, producen más “depresión colectiva” y generan ejemplos de fracasos que van en detrimento de futuras “tomas de calles” de manera adecuada, efectiva y, sobre todo: ¡segura!  Posteriormente saldrán los lacayos tapiñados del régimen a chalequear estas acciones de calle y, en el caso de tener éxito total – COMO LO TUVO “LA GUARIMBA” ENTRE EL 27 DE FEBRERO Y EL 7 DE MARZO DE 2004 – ahí saldrá otro “trol” a neutralizarnos, como sucedió el 7 de marzo de 2013 con Pompeyo Márquez, en representación de la – entonces MUD – Coordinadora Democrática.

En el video de arriba vemos, justamente, a Hugo Chávez Frías en el año 2009, desde el Campo de Carabobo y en cadena nacional de radio y televisión, sugerirles a los opositores que sigan haciendo lo que siempre han hecho… entre otras cosas: ¡marchar!  Lo que a Chávez no le gustaba era La Guarimba”

 

Muchos piensan que se “está calentando la calle”, que es el comienzo de una gran sublevación.  Lamentablemente NO FUNCIONA ASÍ.  Si este llamado no tiene éxito, no solamente no se repetirán, sino que matarán la opción, en un futuro y cuando estén dadas las condiciones, de “tomas de calles” DE LA MANERA ADECUADA Y SEGURA Esta estrategia, de venir de parte del régimen, es MÁS VIEJA QUE SENTARSE AGACHADO.

Pero si la idea es el “calentamiento de la calle”, mucho más efectiva – sobre todo tomando en cuenta la idiosincrasia del venezolano – emular a la “Guarimba de Gandhi”, cuyo video hemos publicado arriba.  En lugar de salir y tomar las calles, a modo de “calentamiento”, se podría convocar al pueblo a QUEDARSE FUERA DE LAS CALLES, que produciría un efecto de paralización general y de cohesión de todos aquellos venezolanos que entienden que ya es hora de sacudirse de los Hnos. Castro en Venezuela.

Quizás el elemento más importante – y peligroso – que enfrenta una marcha con desplazamiento o una concentración en un lugar público, es laINFILTRACIÓN Si al régimen le pareciera amenazante una marcha “X” o una concentración, con infiltrarla tiene.  Ya contamos con DEMASIADAS experiencias en esto de compartir nuestras marchas y concentraciones con infiltrados del régimen.  Sucedió, EN PANTALLA PANORÁMICA, el 4 de marzo de 2004 en la Av. Luis Roche de Altamira, durante la sublevación de La Guarimba, con saldos trágicos mortales.  Pero ha sucedido en otros países hermanos, bajo la bota del castro-estalinismo internacional, como en el famoso “Maleconazo

”, una manifestación PACÍFICA llevada a cabo en el 5 de agosto de 1994, frente al malecón de La Habana, la cual fue infiltrada por las Brigadas de Acción Rápida y desmantelada en minutos, con saldos muy lamentables… lo que retrasó ENORMEMENTE las acciones futuras de calles en la isla de Cuba.  No nos olvidemos que esos mismos policías cubanos, quienes tienen sus mañas establecidas por décadas de terror y represión, son los mismos que entrenaron y que MANEJAN la Policía Nacional Bolivariana en Venezuela.

Guerra avisada no mata soldados.

Robert Alonso

Miami, 30 de octubre de 2013

 

 

Índice de Artículos & Videos de Archivo Semanal